Volver
Modelos de hosting para agencias de desarrollo web

Modelos de hosting para agencias de desarrollo web

- - Artículos

A la hora de elegir una solución de hosting para un proyecto web, ¿qué criterios tienes en cuenta? ¿Prefieres un servicio administrado o no-administrado? ¿En un entorno compartido o dedicado? En este artículo exploro varias alternativas desde el punto de vista de una agencia de desarrollo web, y argumento por qué desplegar un sitio web por servidor cloud es nuestra opción preferida en estos momentos.

Muchos de nuestros clientes son agencias de desarrollo web. Normalmente proporcionan una solución integral a sus propios clientes, incluyendo el diseño de una web, su desarrollo, y su puesta en marcha en un entorno de producción. Para esto último, las agencias generalmente tienen la prerrogativa de decidir cómo alojar el proyecto.

En el resto de este artículo repaso las opciones principales cuando consideramos dos ejes independientes: si el servicio de alojamiento web está administrado o no, y si el sitio web comparte el servidor subyacente con otros o no.

 CompartidoDedicado
Auto/semi-administradoMúltiples webs por servidorUna web por servidor
Completamente administradoProveedor de Hosting CompartidoProveedor de Servicios Administrados

Modelo de administración

Completamente administrado. Los Proveedores de Servicios Administrados (MSP – Managed Service Providers) se ocupan de mantener la infraestructura que alberga los sitios web de tus clientes. Eso está genial porque así puedes centrarte en desarrollar sitios web, y además tienes alguien a quien llamar si algo va mal.

Las desventajas de este enfoque son el coste adicional y la falta de control total: como se trata de un servicio administrado, no tendrás una cuenta root en los servidores subyacentes. Si esto último no supone un problema para tu(s) aplicación(es) web y puedes permitírtelo, esta es una seria opción a considerar.

Auto-administrado. Este caso es el opuesto al de un servicio totalmente administrado: tú gestionas los servidores por ti mismo. Si tu negocio consiste en desarrollar aplicaciones web, es probable que no quieras hacer esto. Sí, mantendrías el control total de la infraestructura, pero también una gran sobrecarga de administración de sistemas.

Semi-administrado. Hay un compromiso entre las opciones anteriores. Puedes gestionar tus servidores con la ayuda de alguna herramienta de administración de sistemas que también ofrezca soporte técnico (Moss es una opción en este caso). De esta manera, puedes mantener el control total de tus servidores pero ahorrándote la mayor parte de la carga de administración (y a un coste más asequible).

Entorno compartido

En un entorno compartido, un mismo servidor puede alojar diferentes sitios web no relacionados entre sí.

Si eliges un proveedor de hosting compartido, estás comprando un servicio administrado. Si no sabes por dónde empezar, ésta es la solución por defecto para muchos usuarios finales y para algunas agencias web. Sin embargo, distintos clientes comparten un mismo servidor, pero ninguno de ellos tiene control total sobre el mismo. ¿Tu aplicación necesita una extensión de PHP que no está instalada actualmente en el servidor? Pregúntale a tu proveedor y espera que su respuesta sea positiva. ¿Quieres una aplicación que entra en conflicto con otros paquetes ya instalados en el servidor? Lástima, tu proveedor no podrá ayudarte en ese caso.

Otra limitación de los planes de hosting compartido es que, en general, tus webs no estarán completamente aisladas de las de otros en términos de rendimiento y seguridad. Algunos de tus ‘vecinos’ podrían consumir demasiados recursos (cpu, memoria, i/o), lo que afectaría negativamente al rendimiento del resto de sitios del servidor. Esto también implica que el tiempo de respuesta de tus sitios web puede variar mucho en el tiempo. De manera similar, si un vecino es hackeado con éxito, el atacante podría usarlo para obtener acceso al resto de sitios web.

Por supuesto, existen técnicas para mitigar los problemas anteriores y proporcionar un nivel apropiado de aislamiento entre webs. Por desgracia no todos los proveedores de hosting compartido tienen la misma calidad, por lo que si estás interesado en uno de ellos, busca opiniones sobre el mismo antes de tomar una decisión.

Finalmente, a pesar de ser un servicio administrado, a algunos proveedores se les ha acusado de proporcionar un mal servicio de soporte al cliente. De nuevo, sería recomendable investigar un poco el proveedor en este aspecto antes de comprometerse con él. O bien puedes seguir leyendo para ver cómo administrar tus servidores por tu cuenta 😀

Cuando el hosting compartido no es suficiente debido a requisitos de software, rendimiento o seguridad, llega la hora de administrar tus propios servidores.

Tradicionalmente, las agencias de desarrollo web están acostumbradas a adquirir servidores privados virtuales (VPS) o servidores dedicados para alojar los sitios web de sus clientes. En muchos casos han seguido utilizando el modelo compartido que implementan los proveedores de alojamiento web, incluyendo múltiples sitios web por servidor. Cada una de estas webs pertenece a un cliente diferente en general, por lo que el término “compartido” aún aplica.

Hace años, este entorno compartido era la única opción eficiente en coste para sitios web pequeños auto-gestionados o semi-gestionados. Al contrario que con un plan de hosting compartido, en este caso la agencia conserva el acceso completo a sus servidores y puede instalar lo que necesite en ellos. Pero aún podría tener problemas de rendimiento y seguridad a menos que se sepa lo que se está haciendo. Para poder aislar entre sí los sitios web de distintos clientes, se debe configurar correctamente el stack del servidor.

Afortunadamente, existen herramientas que te pueden ayudar a configurar tu servidor y que cuentan con soporte técnico. La semana pasada desplegamos soporte nativo de entornos compartidos en Moss para proporcionar a nuestros clientes garantías adecuadas de seguridad y rendimiento, independientemente del modelo de hosting que elijan. Sin embargo, aún puedes lograr un mayor aislamiento al restringir cada aplicación web en su propio servidor, tal y como se detalla a continuación.

Entorno dedicado

En lugar de amontonar todas las web de tus clientes en uno (o unos pocos) servidores grandes, ¿por qué no alojar cada sitio dentro de su propio servidor? Llamemos a esta solución un entorno dedicado. De esta forma puedes lograr una garantía mucho mayor de aislamiento de rendimiento y seguridad. Pero puede que estés pensando…

Claro, eso está bien para los sitios web más importantes, por los que nuestros clientes pagan más. Pero no gano mucho con las web de poco tráfico, por lo que un servidor para cada una de ellas es una exageración – demasiado caro.

Y en efecto antes era así. Pero la Computación Cloud ha reducido el coste del hosting web de forma consistente. Para la mayoría de tus sitios web, deberías poder permitirte gastar de $3 a $5 por mes en su infraestructura, ¿verdad?

ProveedorvCPUMemoriaSSDTransferenciaCoste
Amazon Lightsail10.5 GB20 GB1 TB$3.5/mes
Vultr10.5 GB20 GB0.5 TB$3.5/mes
Amazon Lightsail11 GB40 GB2 TB$5/mes
DigitalOcean
Vultr
Linode
UpCloud
11 GB25 GB1 TB$5/mes

El entorno dedicado tiene ventajas adicionales. Ya que estás distribuyendo los sitios web de tus clientes, estás evitando un único punto de fallo. Si tu VPS o servidor dedicado con decenas de sitios web se rompe (y ten en cuenta que las cosas se acaban rompiendo), en poco tiempo comenzarás a recibir llamadas desagradables de una gran cantidad de clientes. Pero si un servidor cloud que aloja un sitio web falla, sólo tienes que crear un nuevo servidor y restaurar un único sitio web. Más rápido, más fácil y menos estresante que en un entorno compartido.

Creemos que esta alternativa es superior en la mayoría de los casos y, por lo tanto, Moss la ha soportado desde el principio. Sin embargo, hay situaciones en las que el modelo compartido semi-administrado tiene sentido y, por lo tanto, ahora también está completamente soportado.

Conclusión

Las agencias web suelen decidir cómo alojar los sitios web de sus clientes. Su elección de hosting tendrá un impacto en su presupuesto, en la capacidad de controlar el software de apoyo, en el esfuerzo de mantenimiento requerido, y en el rendimiento, seguridad y robustez de las web.

En general, abogamos por entornos dedicados en los que un servidor cloud aloja una única web. Sin embargo, una misma solución no tiene por qué ser siempre la mejor opción: los entornos compartidos siguen siendo relevantes para ciertos casos de uso. Si te encuentras en dicho caso, simplemente comprueba que tu proveedor y/o herramienta elegidos ofrezcan los estándares adecuados de soporte técnico y aislamiento de rendimiento/seguridad entre sitios web.

¡No te pierdas ningún post! Subscríbete al Blog de Moss